Durante el mes de diciembre DATAlife celebró cuatro espacios de diálogo de los que se extrajo un diagnóstico del nivel de digitalización de los sectores lácteo, cárnico, pesquero y forestal. Se consiguió gracias a la participación de cada uno de los representantes que colaboraron y compartieron sus propios puntos de vista.

Estas jornadas están enmarcadas dentro del proyecto plurirregional HIBA (Hub Iberia Agrotech), cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020.

Sectores lácteo y cárnico

La primera mesa de diálogo reunió a diversos representantes del sector lácteo en Lugo, en la sede de Medrar Smart Solutions, el 14 de diciembre. Entre los participantes se encontraban ganaderos, cooperativas y centros tecnológicos, entre otros. Se unieron a la conversación para dar a conocer sus demandas en materia de innovación y así comenzar a construir ese camino que lleve a la digitalización del sector.

Durante el encuentro, los allí presentes coincidieron en apostar por la trazabilidad de una ruta que los dirigiese hacia un futuro más digitalizado. Otro de los puntos en común a los que se llegó fue la búsqueda de un trabajo conjunto. Resaltaron la necesidad de emplear más los datos y la interrelación e integración de los mismos, de forma que todos pudiesen tener acceso a ellos. La jornada terminó con un buen sabor de boca gracias a la opinión compartida de esa necesidad de trabajar de forma conjunta, que los lleve a obtener un beneficio común, para potenciar aún más la riqueza ya existente del sector lácteo en Galicia.

Dos días después, el 16 de diciembre, se realizó en la misma localización un nuevo espacio de diálogo centrado en el sector cárnico. Colaboraron tanto productores cárnicos de vacuno y porcino como tratantes y agentes tecnológicos, entre otros. Destacaron cuáles son sus necesidades en I+D con el objetivo de avanzar en su modernización y su puesta al día en materia de innovación.

Las opiniones compartidas de los representantes que formaron parte de la mesa de diálogo servirán como base para trazar ese camino que lleve hacia la digitalización del sector cárnico, uno de los sectores clave de la Galicia rural, para reforzar e incrementar su posición competitiva.

Sectores pesquero y forestal

El tercer espacio de diálogo se celebró el día 21 de diciembre en la plaza de abastos de Pontevedra, en colaboración con Mareira Bizi. En esta ocasión, la jornada giró en torno a las necesidades del sector pesquero de Galicia. Hasta allí se acercaron mariscadores, ofertantes tecnológicos y el equipo DATAlife para abordar la problemática en cuanto a digitalización que rodea a su sector.

Una parte importante del sector en Galicia lo forman autónomos o micropymes que se asocian en cofradías u otro tipo de figura para su mejor organización. Se resaltó la importancia de poner en valor la labor de economía social que realizan estas entidades sin ánimo de lucro y la pesca artesanal que caracteriza nuestro ecosistema, que a menudo es incomprendida por otros países de Europa. Este desconocimiento provoca en algunos casos exigencias legislativas que no tienen en cuenta los controles ya implementados o el peso desproporcionado que supone la carga justificativa para los agentes pequeños. Durante la jornada se compartieron diversas visiones del sector gracias a la colaboración de los distintos representantes para comenzar a trabajar de forma conjunta y dirigirse hacia esos cambios que permitan la digitalización del sector pesquero de Galicia.

Los espacios de diálogo llegaron a su fin el día 22 con la celebración de la jornada sobre el sector forestal, que se realizó en colaboración con Inova, en una sesión online. Diversos representantes de toda la cadena de valor que gira en torno a las actividades forestales se unieron a la mesa de diálogo para definir los problemas existentes en materia de digitalización que observan en su sector.

Ricardo González, gerente del Clúster da Madeira e o Deseño, participó en la jornada y explicó varios proyectos que trató de sacar adelante que buscaban investigar la posibilidad de introducir blockchain en la cadena de valor. Sin embargo, cayeron en el olvido, ya que, al presentar los resultados, las empresas de aprovechamiento forestal y servicios forestales (PYMEs en su gran mayoría), aseguraron que el ecosistema estaba lejos todavía de estar listo para esta tecnología.

Otros de los retos que se resaltaron en la jornada son la incrementación de la penetración del e-commerce como canal de distribución o apoyar en la digitalización la certificación forestal, entre otros. Por lo que unir fuerzas y trabajar de forma conjunta puede llevar al sector forestal a comenzar a dirigirse hacia un futuro mucho más digitalizado.